Beneficios de operar Monedas

  • Cobertura

    Cobertura

    Podés cubrirte ante variaciones futuras en el tipo de cambio, asegurar un precio para tu cosecha y mucho más.

  • Inversión

    Inversión

    Comprando y vendiendo distintos futuros de dólar podés realizar estratégias para hacer tasa de interés.

  • Principales activos

    Especulación

    Aprovechá el apalancamiento que te permite el mercado de futuros.

  • Sin mínimos

    Sin mínimos

    Sólo necesitas operar un contrato si hablamos de dólar futuro.

Preguntas frecuentes

El primer requisito es tener una Cuenta Comitente en Portfolio Personal. Si aún no la posee, aquí podes Abrir Cuenta.

Todos nuestros clientes pueden operar por 3 canales:

1. A través de la plataforma de trading 2. Enviando órdenes por e-mail 3. Por teléfono

A través de la plataforma
Iniciando sesión en la plataforma de trading y configurando los parametros de la orden

Operatoria por e-mail
Enviando un mail a operaciones@portfoliopersonal.com durante los días hábiles y en el horario de la operación del mercado

Operatoria por teléfono
Durante los días hábiles y en el horario de operación del mercado podrá contactarnos por teléfono para solicitarnos una operación llamando al número 0800 345 7599.

Nota: El monto mímino de inversión es un (1) contrato.
Es el mayor mercado financiero del mundo, y se lo conoce como Forex -Foreign Exchange market- o Fx. Es único en cuanto a los volúmenes operados, su liquidez, y su dispersión geográfica. Su objetivo es facilitar el comercio internacional y la inversión.

La forma de negociarse es una moneda contra otra, lo que nos lleva a hablar de tipo de cambio. Es decir, cuántas unidades de un tipo de moneda necesito para conseguir una unidad de otra moneda.

Los más negociados en el mundo son EUR/USD, USD/JPY y GBP/USD. La primera moneda que se indica en un par se conoce como divisa base, y la segunda como cotizada. Por ejemplo, al 16 de noviembre, EUR/USD opera en 1.0681, lo que refleja que un euro vale 1.0681 dólares.
Básicamente, son dos los movimientos que se pueden observar respecto al tipo de cambio. Uno de Apreciación. Cuando una divisa sube su precio respecto a otra. Mientras que la Depreciación es lo contrapuesto; por ejemplo, cuando existe una oferta de una divisa en relación a la otra, la primera se deprecia o se hace más barata.
Múltiples son los factores que afectan los tipos de cambio. Entre los más relevantes, se encuentra lógicamente la tasa de interés, o la inflación. Por un lado, la diferencia de tasas de interés entre dos países afecta directamente la oferta y demanda de cada moneda. Mientras que la inflación, y si consideramos a la moneda extranjera un bien más, podemos esperar que los países con altas tasas de inflación transmitan ese aumento de precio al tipo de cambio, depreciando la moneda.

También afectan indicadores económicos, al afectar la credibilidad o confianza sobre la macroeconomía del país; por ejemplo, la data histórica avala que los países que respetan sus instituciones, cumplen las leyes y llevan a cabo políticas económicas moderadas poniendo el foco en el crecimiento de largo plazo han presentado un tipo de cambio más estable en el tiempo. En cambio, si la incertidumbre reina sobre el curso de un país, es más probable que el tipo de cambio sufra una mayor volatilidad. Incluso juegan sobre también sobre el tipo de cambio cuestiones impositivas, etc.
A través de la operación de futuros de monedas en el ROFEX (Rosario Futures Exchange). Puntualmente, dentro de la división financiera, se encuentran listados futuros y opciones sobre Dólar, Euro y Real.
Cobertura: Se utiliza el futuro para fijar anticipadamente un precio de compra o venta de un determinado activo, y disminuir así el riesgo inherente a las variaciones que pueda tener el precio durante ese período. Por ejemplo, una importadora que esta viendo riesgo de que el dólar suba –y en consecuencia, sus costos y encuentra limitaciones a la hora de trasladar estos a sus precios, puede adoptar una cobertura a través de la compra de dólares a futuro. Fijando así el costo en pesos de la importación y, por ende, asegura su margen de beneficio que no se vería alterado por el riesgo cambiario. En contraposición, una exportadora que tiene ingresos en dólares y costos en pesos, y está proyectando un riesgo de que el dólar baje y afecte sus ingresos puede cubrirse mediante la venta de dólar futuro.

Inversión: El diferencial entre el precio del spot del dólar y su precio futuro tiene implícita una tasa de interés. En ese sentido las operaciones de inversión con futuros se denominan “operaciones de tasa”, y pueden ser en pesos o en dólares.
Así cuando el precio del futuro es más barato que el spot, el inversor puede capturar una tasa en dólares vendiendo dólares en el mercado de cambios, colocando los pesos a tasa y comprando un futuro de dólar. Con estas inversiones se sabe a priori cual va a ser la tasa en dólares a obtener. Mientras que sí el precio del futuro es más alto que el de contado, el inversor puede capturar una tasa en pesos comprando dólares en el spot, y vendiéndolos a futuro. Con estas inversiones, se sabe a priori cual va a ser la tasa en pesos a obtener.

Especulación: Aprovechando el apalancamiento, a través de los futuros puede maximizarse las ganancias apostando a los futuros movimientos del mercado ya sea al alza o a la baja. Implica lógico asumir una exposición (riesgo) en el mercado.

Para mayor información, ver Inversiones: Futuros
Los contratos de Futuro de Dólar es el Derivado Financiero más operado de ROFEX. El activo subyacente, lógicamente, es el Dólar. El tamaño del contrato es de USD 1.000 y se negocia en pesos. Los meses de negociación son los 12 meses del año. La liquidación Cash Settlement (por diferencias) y la referencia es el Dólar BCRA Comunicación A 3500.
Lo más práctico para explicar cómo opera un futuro de Dólar es hacerlo mediante un ejemplo. En este caso, y tomando como fecha de la operación noviembre 2016, compramos un contrato a marzo de 2017 a la espera que dólar suba. Acá tenemos, en principio, dos valores: la fecha del Dólar BCRA3500 al 22-11 de $ 15.40 y el precio del contrato a esa fecha determinada de $ 16.65.

¿Cuál es el monto de Inversión Inicial? El margen de garantía $ 1750 (en efectivo o en especie) más un margen de liquidez de $ 437.5 en efectivo. Esta margen está determinado en un 25% del que exige Rofex.

¿Cómo se liquida la operación? La forma de liquidación se efectúa por diferencias, es decir que no habrá al vencimiento entrega de los US$1.000 que supone la compra/venta de 1 contrato. Y las diferencias de precio se van liquidando en pesos en forma diaria, por lo que al término de la operación las mismas se deberán haber abonado/percibido según como haya evolucionado el precio del futuro. Si el precio del futuro cae, y el margen de liquidación no es suficiente para cubrir las diferencias diarias, el inversor deberá ir incrementando el margen.

¿Cómo cancelar la posición? Si es al vencimiento, se deberán haber percibido/abonado las diferencias diarias, equivalentes a la diferencia entre el precio del subyacente al vencimiento y el precio pactado. Mientras que, anticipadamente, la operación se cancela tomando la posición opuesta. Si se tenía un contrato de compra a futuro, por ende se deberá vender el mismo contrato, y/o viceversa.

¿Cómo se determinará la ganancia? La ganancia o pérdida de la operación, lógicamente, dependerá de la evolución del dólar. Puntualmente, si el inversor está comprado, y al finalizar el período el billete está por arriba del precio del contrato que en nuestro caso es de $ 16.65, habrá obtenido una ganancia. Por ejemplo, sí al fin de marzo el dólar cotiza en $ 16.70, la ganancia estará determinada por el valor del dólar hoy menos el pactado por los dólares que representa cada contrato; es decir, (16.70 -16.65)* 1000 = $ 50 por contrato. El cálculo tengamos presente que no considera comisiones ni la incidencia de los márgenes en el cálculo.

En caso contrario, su el dólar está por debajo del precio del contrato, el inversor se expondrá a una pérdida.

En tanto, que el ejemplo contrapuesto se puede armar si el inversor está vendido.
Los márgenes tienen el objetivo de asegurar el cumplimiento de las obligaciones de todos los comitentes con posiciones abiertas.

El margen de liquidez es utilizado para cubrir las diferencias diarias que genere una posición abierta. La compra y venta de contratos de futuros requiere de cobros y pagos diarios de fondos, conocidos como diferencias. Estas diferencias son diariamente determinadas para cada cliente teniendo en cuenta el precio original de la operación y el precio de ajuste de cada contrato. En el caso de que el margen de liquidez sea insuficiente para cubrir las diferencias diarias los clientes deberán depositar antes de las 24 hs el saldo necesario para cubrir dicha diferencia. Como los cobros y pagos se realizan en pesos, el margen de liquidez para cubrir las mismas debe ser integrado en pesos, independientemente de si el contrato de futuros está denominado en otra moneda. El margen de liquidez es establecido por Portfolio Personal quien podrá incrementarlo si aumenta la volatilidad del subyacente del futuro. Los clientes con posiciones abiertas deberán cubrirlo en forma inmediata, o cerrar su posición.

Por su parte, el margen de garantía es el monto mínimo de garantía exigido para garantizar frente a la Cámara Compensadora una posición abierta de futuros. Esta determinado por el mismo mercado, y se considera la primera posición al mes en que se realiza la operación. Por ejemplo, si estamos en noviembre, y se opera Dólar Marzo, la posición que determina el margen de Garantía exigido es la quinta.

El objetivo del mismo es cubrir la pérdida “razonable” de una cartera en dos días. Si la volatilidad del subyacente se incrementa el margen de garantía puede ser aumentado por la Cámara Compensadora y los clientes con posiciones abiertas deberán cubrir las mayores garantías en forma inmediata o cerrar su posición.

Para más información ver http://www.argentinaclearing.com.ar/upload/riesgo/riesgo-colateral/Activos_aceptados_en_garantia.pdf y http://www.argentinaclearing.com.ar/AbrirArchivo/?id=609.
Como hemos visto, los futuros son productos regulados que pueden negociarse tanto al alza como a la baja, y que se operan con margen. Se puede comprar vender un futuro pagando tan solo una pequeña proporción de su valor. Con esta proporción el inversor participa en el movimiento del precio del futuro. Llegada la fecha de vencimiento cierra la operación, y toma su ganancia o pérdida sin tener que recibir o entregar el producto físicamente.

Veamos un ejemplo. Si compro un contrato de futuro de dólar (que equivale a USD 1.000) a marzo del 2017, que al 22-11-16 cotiza en $ 16.65, mi exposición total en pesos en el mercado es de $ 16.650 (USD 1000 por $ 16.65). No obstante, como se opera con márgenes, la inversión inicial es de sólo $ 2187 (el margen de garantía de Rofex que para esa posición es de $ 1750 más el margen de liquidez -25%- de $ 437). Por ende, el apalancamiento es de 7.61%.
  • Seguinos