Beneficios de operar con futuros

  • Cobertura

    Cobertura

    Podés cubrirte ante variaciones futuras en el tipo de cambio, asegurar un precio para tu cosecha y mucho más.

  • Apalancamiento

    Apalancamiento

    Potenciá el rendimiento de tus inversiones logrando resultados extraordinarios con poco capital.

  • Principales activos

    Principales activos

    Operá futuros de dólar, oro, petróleo, commodities agropecuarios, y también índice merval y bonos.

  • Sin mínimos

    Sin mínimos

    No requerimos un monto mínimo para operar futuros.

Preguntas frecuentes

El primer requisito es tener una Cuenta Comitente en Portfolio Personal. Si aún no la posee, aquí podes Abrir Cuenta.

Todos nuestros clientes pueden operar por 3 canales:

1. A través de la plataforma de trading 2. Enviando órdenes por e-mail 3. Por teléfono

A través de la plataforma
Iniciando sesión en la plataforma de trading y configurando los parametros de la orden

Operatoria por e-mail
Enviando un mail a operaciones@portfoliopersonal.com durante los días hábiles y en el horario de la operación del mercado

Operatoria por teléfono
Durante los días hábiles y en el horario de operación del mercado podrá contactarnos por teléfono para solicitarnos una operación llamando al número 0800 345 7599.

Nota: Monto mímino de inversión es de un (1) contrato.
Son instrumentos financieros cuyo valor “deriva” de la evolución de los precios de otro activo, llamado “activo subyacente”. Estos subyacentes pueden ser activos financieros como tasas de interés, monedas, índices, bonos, etc. o productos básicos como commodities. Entran dentro de la clasificación de derivados, por ejemplo, los futuros, las opciones y los swaps.
En los futuros, las partes se comprometen a comprar o vender una determinada cantidad del activo subyacente (bienes o valores) en una fecha futura establecida y a un precio fijado desde el principio. En las opciones, en tanto, la persona que compra adquiere el derecho -pero no la obligación- de comprar o vender el activo subyacente antes de una fecha determinada, a un precio (precio de ejercicio). La opción de compra se denomina call, y la de venta put. Mientras que los swaps, las partes se ponen de acuerdo para intercambiar pagos o ingresos futuros. Ver para complementar Inversiones: Monedas, Commodities, Opciones.
Dependerá dada su naturaleza del comportamiento del activo subyacente. Son productos, además, con elevada volatilidad.
Los derivados se los suele identificar con un riesgo alto, por lo que son generalmente recomendados sólo para inversores con elevada capacidad financiera para asumir grandes pérdidas, y con suficiente experiencia para vigilar de manera constante la evolución de los mercados
Los activos financieros conllevan diferentes niveles de riesgo. Este último generalmente se mide por la probabilidad de que la inversión reciba el impacto de hechos impredecibles (positivos o adversos) que puedan impactar sobre el cumplimiento de los retornos esperados.

La realidad es que este nivel de riesgo de una inversión está directamente relacionado con la rentabilidad esperada. Así es cuanto más inciertos sean la evolución y el resultado de una inversión -y en consecuencia, el riesgo que ella implica-, mayor será la rentabilidad que exija el inversor.

En consecuencia, son muchas las variables que el inversor debe considerar a la hora de tomar una decisión financiera. Estas variables, de hecho, son las que definen un perfil de inversor que resultará clave para ayudarlo a encontrar que productos financieros encajan con sus necesidades y preferencias.

Para comenzar con este perfil se puede empezar por contestar algunas preguntas como cuál es la situación financiera de la que se parte (ingresos, egresos, patrimonio y capacidad de ahorro), los objetivos, y del tiempo para alcanzarlos –horizonte de la inversión-. A la vez que se deberá sumar también otros factores que influyen como la edad, los conocimientos financieros y lógicamente la tolerancia al riesgo.

Usualmente, se identifican tres perfiles:

Conservador: Son quienes prefieren una inversión con mayor grado de certeza en el futuro, resignando obviamente rendimientos. Por ende, son inversores que se caracterizan por ser menos tolerantes al riesgo.

Moderado: Es una posición intermedia. Representa a quienes están dispuestos a tolerar un cierto riesgo, para aumentar su rentabilidad. Suelen tener carteras más diversificadas en cuánto a sus instrumentos.

Agresivo: Con esta definición se identifican los inversores más más arriesgados, que optan por instrumentos de inversión que implican menor grado de certeza, pero mayor promesa de ganancias futuras.

Para ayudar a definir el perfil, el inversor se puede ayudar en un test. Entre ellos, destacamos el del Comisión Nacional de Valores (CNV) en http://www.invertir.gob.ar/secciones/cutiles/testdelinversor.aspx

Para finalizar, lógicamente, debemos responder ¿en qué perfil entran los futuros? Estás suelen identificarse con un perfil de inversor de riesgo AGRESIVO. Ver en Preguntas Frecuentes Riesgos.
Un futuro es un contrato por el cual las partes se comprometen a comprar o vender un determinado activo subyacente a un precio fijado, y a una fecha también pre-establecida. Este puede ser un contrato sobre un activo financiero, o un bien físico.

A la vez, que los futuros se puede dividir en dos tipos: los que implican la entrega de mercadería al vencimiento, y los que no. Estos últimos son los contratos que ajustan por dinero (cash settlement) diariamente al valor del activo subyacente, lo que se llama liquidación por diferencias. Por ejemplo, los contratos de Dólar Futuro (ver Inversiones: Monedas). Puntualmente, a través de Portfolio Personal, sólo se pueden operar futuros de la División Financiera –es decir, sin entrega física-.

Existe una gran variedad de tipos de futuros. Por ejemplo, se negocian contratos sobre commodities (trigo, maíz, soja, oro, petróleo, etc.), divisas (dólar, euro, real), títulos públicos, tasas de interés y sobre índices de mercado (Merval), entre otros.
Los futuros son productos regulados que pueden negociarse tanto al alza como a la baja, y se operan con margen. Es decir, el inversor compra o vende un futuro pagando tan solo una pequeña proporción de su valor.
Cobertura: Generalmente, son los importadores y exportadores quienes usan los futuros con este fin. Los mismos pueden comprar o vender un futuro (según la operación que realicen) y fijar anticipadamente el precio del activo sobre el que se está cerrando la operación. Así el objetivo es disminuir el riesgo inherente a las variaciones del activo durante un determinado período de tiempo, es decir, protegerse de la volatilidad de precios. Por ejemplo, un productor de soja puede vender contratos futuros sobre dicho activo, y eliminar la incertidumbre relacionada a la variación de precio del grano durante el período comprendido entre el cierre de la operación y la transacción física en sí.

Inversión: Cuando hablamos de futuros financieros, por ejemplo sobre el dólar, existe la posibilidad de hacer una estrategia cuyo fin es ganar una determinada tasa de interés. Esta puede ser en pesos, o en dólares. Ver Inversiones: Moneda

Especulación: A diferencia de los que buscan cobertura tratando de minimizar la volatilidad de los precios en una operación, los especuladores basan su objetivo en incrementar su riesgo buscando maximizar ganancias con el movimiento de los precios de los futuros. Pueden jugarse con una única posición (apostando a la baja, o alza de un determinado futuro), o bien combinar dos o más posiciones cuyo objetivo sería sacar rédito de los spreads existentes.
Son básicamente las posiciones que el inversor puede tomar frente al mercado. En la jerga bursátil estar “largo” (long) significa estar comprado (tanto en opciones como en futuros u otros activos), con lo que se obtendrá una ganancia si el precio del activo sube y una pérdida si ocurriera lo contrario. Estar “corto” (short) significa estar vendido, con lo que se obtendrá una ganancia si el precio del activo baja y una pérdida si ocurriera lo contrario.

Si el inversor, por ejemplo, cree que el precio del activo subyacente va a aumentar adoptará una posición “long”. Mientras que si la expectativa es que baje, la estrategia sería vender ese mismo contrato a un determinado período y, en consecuencia, tomar una posición “short”.

Vale aclarar igual que es posible cerrar la posición abierta antes de la fecha de vencimiento del contrato, dando vuelta esa posición realizando la operación contraria a la original. Es decir, no es necesario esperar al fin del período establecido
El sistema de Direct Market Access (DMA) es aquel que le brinda al usuario acceso electrónico directo al mercado en el que quiere operar. En consecuencia, implica una ejecución más rápida y efectiva de sus órdenes, una mayor transparencia y liquidez y, por ende, menores riesgos.
Los márgenes tienen el objetivo de asegurar el cumplimiento de las obligaciones de todos los comitentes con posiciones abiertas. El margen de liquidez es utilizado para cubrir las diferencias diarias que genere una posición abierta. La compra y venta de contratos de futuros requiere de cobros y pagos diarios de fondos, conocidos como diferencias. Estas diferencias son diariamente determinadas para cada cliente teniendo en cuenta el precio original de la operación y el precio de ajuste de cada contrato. Este debe estar integrado en pesos independientemente de si el contrato de futuros está denominado en otra moneda; y es establecido por Portfolio Personal quien podrá incrementarlo si aumenta la volatilidad del subyacente del futuro.

Por su parte, el margen de garantía es el monto mínimo de garantía exigido para garantizar frente a la Cámara Compensadora una posición abierta de futuros. El objetivo del mismo es cubrir la pérdida “razonable” de una cartera en dos días. Lo fija el mismo Mercado y se puede integrar en cash o especies. Si la volatilidad del subyacente se incrementa, el margen de garantía puede ser aumentado por la Cámara Compensadora y los clientes con posiciones abiertas deberán cubrir las mayores garantías en forma inmediata o cerrar su posición.

Para más información ver http://www.argentinaclearing.com.ar/upload/riesgo/riesgo-colateral/Activos_aceptados_en_garantia.pdf y http://www.argentinaclearing.com.ar/AbrirArchivo/?id=609.
El interés abierto es la cantidad de contratos que permanecen sin cancelar al finalizar la rueda de operaciones, el cual aumenta si todos abren posiciones o cancelan menos de los que abren, y disminuye si todos cancelan o cancelan más que los que abren posiciones. Si un agente realizó una compra y no vendió, se dice que esa operación está abierta porque está sujeta a la variación de los precios. Lo mismo ocurre para los agentes que vendieron y no realizaron una compra idéntica.
Tanto los futuros, como las opciones, son contratos a plazo que se utilizan para pactar anticipadamente el precio de un determinado activo. Sin embargo, la diferencia entre ambos reside en que en la operatoria con futuros el cumplimiento del contrato es una obligación, mientras que con las opciones el cumplimiento es un derecho que el comprador puede decidir ejercer o no.

Para mayor información ver Inversiones: Opciones
Una de las principales diferencias radica en el ámbito de negociación. Los futuros se operan en mercados institucionalizados, mientras que los forwards se negocian en mercados extrabursátiles (OTC).

Por ende, los primeros responden a contratos estandarizados en donde lo único que se negocia es el precio. Los contratos están garantizados por la cámara compensadora del mercado, y los precios son públicos. En el segundo, en cambio, son contratos cuyos términos se convienen a medida; generalmente no se exigen garantías, tienen flexibilidad y los precios son privados. También pueden llegar a diferir en la forma de liquidación de ese contrato
Un swap es un acuerdo entre dos contrapartes para intercambiar flujos de fondos en el futuro. El acuerdo define las fechas en las cuales se deben pagar los flujos, y la forma de calcular dichos flujos. Un swap puede ser considerado como un portafolio de contratos forward. Mientras que un contrato forward permite intercambiar flujos de fondos en una fecha futura, normalmente los swaps llevan a intercambios de flujos de fondos que tienen lugar en diferentes fechas futuras
  • Seguinos